De visita al Museo de Cemento Rezola en San Sebastián

 

Durante las vacaciones de verano  encontramos con un museo bastante interesante: el Museo del Cemento Rezola en los suburbios de Donostia-San Sebastián.

El museo fue establecido en 2000 junto a una de las plantas de cemento más grandes y antiguas de la región (Cementos Rezola, fundada en 1850 Cementos Rezola, ahora parte del grupo FYM-HeidelbergCement Group). El museo está ubicado en un edificio que solía ser una escuela para niños de trabajadores de la planta. El diseño arquitectónico del museo ha conservado la estructura de hormigón del antiguo edificio, con especial énfasis en la preservación de la fachada hecha de losas de hormigón.

La visita al museo comienza con una presentación de la historia del uso del cemento desde la antigüedad hasta la actualidad. Habla de la invención del cemento Portland a finales del siglo XVIII y de las estructuras de hormigón armado.

Luego, vamos a la exposición dedicada a la revolución industrial en el País Vasco, el sector industrial más desarrollado y dinámico y la aparición de las primeras plantas de cemento.

Esta parte de la exposición es muy interesante, ayuda a comprender cómo el desarrollo de la industria contribuyó al enriquecimiento de la región. Según Wikipedia, la comunidad autónoma del País Vasco ocupa el primer lugar en España en términos de ingreso per cápita y es una de las regiones más ricas de Europa.

Sin embargo, nos sentimos más atraídos por la exposición interactiva sobre la extracción y el procesamiento de varios tipos de rocas, principalmente de piedra caliza, y el proceso de producción de clinker, su calentamiento y luego molienda para obtener el producto final.

museo de cemento

museo de cemento

museo de cemento

El museo también presenta el uso del cemento en la ingeniería, la arquitectura y el arte y el impacto de la industria del cemento en el medio ambiente, incluida la participación de las empresas cementeras en la eliminación de desechos generados por otras industrias y su uso como fuente de energía alternativa o como materia prima (por ejemplo, cenizas volantes y cenizas de centrales eléctricas).

Recomendamos un viaje al Museo del Cemento como un interludio entre tomar el sol, hacer trekking y visitar museos tradicionales.

Te invitamos a ver este video para ver cómo fue nuestra visita al museo:

 

Hay  más museos de cemento / hormigón en el mundo: